31 enero, 2020 jaime

10 cosas que siempre quisiste saber de la steady y SÍ te atreviste a preguntar

Sabemos que nos miráis…. que sentís curiosidad por nosotros…. nos llamáis Robocop, transformers, mulas de carga…. ¡¡Sí amigos!! somos los operadores de steady, y cada vez que estamos en el set, gente del equipo, actores, figurantes, y curiosos se acercan a  nosotros para saber más sobre esa armadura que nos ponemos, y este es el top ten de las preguntas que más nos hacéis.

Un artículo generalista dedicado a curiosos, estudiantes de audiovisual y cualquiera que quiera saber un poco más sobre esta especialidad de cámara.

¿Pero, qué es una steady?

Una steadicam, steady, o steady cam es un soporte de cámara que sirve para estabilizar la cámara en movimiento. Es un estabilizador de cámara. No es una cámara, ni lleva una cámara integrada, si no que es una estructura en la que nosotros podemos poner distintas cámaras, como sucede con un trípode, pero en este caso la estructura la lleva encima una persona, el operador de steadicam, que se puede mover con ella.

Generalmente se llama steadicam a este tipo de estabilizadores pero ese nombre se tomó de la marca original que empezó a comercializar estos estabilizadores. Steady cam (las dos palabras) literalmente en inglés quiere decir cámara estable, pero Steadicam es una marca, hoy en día aun una de las mejores del mercado. Hay muchas marcas y tipos diferentes, pero a todos se les suele llamar steadicam, como la marca original.

Garret Brown, inventor de la steadicam, con Kubrick en el set de El Resplandor

Las partes más importantes y sus nombres las podéis ver en las fotos de abajo.

De forma muy simplificada, se puede decir que el sled es un poste sujeto a una pieza que se llama gimbal que gira en varias direcciones (tres ejes exactamente). Gracias al gimbal, el sled funciona como una balanza en la que en un extremo va la cámara y en el otro las baterías y el monitor. En modo normal,  a la parte del monitor le damos más peso para que, en ese equilibrio de balanza, caiga por su propio peso y quede abajo, de forma que la cámara quede arriba tal como veis en la foto. El operador lleva un chaleco, una especie de armadura que ayuda a cargar todo el conjunto sobre el cuerpo ¿Y que une el sled a este chaleco? Pues un brazo, generalmente con muelles, que puede tener una o dos partes.

¿Como estabiliza? Resumiendo:

Un pieza clave es el gimbal, que sujeta el sled permitiendo que se mueva en tres ejes (pan, horizontal / till, vertical / y roll, tercer eje) y que así se mantenga permanentemente en equilibrio. A ese equilibrio le llamo a que la cámara esté siempre recta, horizontal.

Por otro lado ese gimbal va enganchado al brazo con muelles que lo que hace es aguantar el peso del sled (que puede ser mucho, según la cámara que usemos) y además absorbe nuestro propio movimiento cuando caminamos o corremos con el steady.

Ese brazo va sujeto al chaleco que lo que hace es repartir por el cuerpo del operador el peso de todo el conjunto.

A si que cuando el operador se mueve con la steady, el brazo va absorbiendo sus pasos, y el gimbal hace que el sled mantenga su equilibrio (de forma que la cámara vaya perfectamente horizontal).

Como tipos de steadys, yo distinguiría:

Las que traen brazo: dentro de estas las hay que valen para cámaras pequeñas o grandes, con un brazo doble o brazo simple…

Las que no traen brazo, pero tienen poste: el gimbal lo sujeta el operador con su brazo, a si que el brazo del operador tiene que soportar el peso del sled y no hay la absorción del movimiento. Pueden tener monitor exterior o no. Si no lo tienen hay que mirar la imagen por el LCD de la cámara. Son para cámaras pequeñas precisamente por el echo de que el operador soporta el peso directamente con su brazo, y como no hay brazo, no hay chaleco tampoco.

Las de mano: también para cámaras pequeñas, no tienen poste, ni brazo, ni chaleco, ni monitor. Funcionan con un contrapeso, y su uso es muy limitado.

Y después hay varios modelos de estabilizadores electrónicos, tanto de mano, como para cámaras grandes. Aquí estarían los Ronin, Movi, Osmo. En estos aparatos la estabilización no se consigue por pura física como en la steadicam, si no que se consigue por medio de pequeños motores que gracias a unos giroscopios mantienen automaticamente la cámara horizontal. Pero esto ya es otra historia.

 

¿Steady o travelling?

Esta pregunta surge muchas veces, y tiene una respuesta muy sencilla: las dos cosas. Me imagino que casi todo el mundo que lea esto sabrá lo que es un travelling y el tipo de movimientos que hace: la cámara va sobre un carro que generalmente va sobre vias, o sobre el suelo si es muy liso. El carro lo mueve un maquinista, y el operador generalmente va sentado componiendo el plano. Creo que esto ya nos da la idea de la precisión y elegancia que se puede conseguir en un movimiento de travelling, pero al mismo tiempo, al ir sobre vias (que tienen que estar a nivel sea como sea el terreno), las limitaciones que esto supone.

Travelling en la serie Neboa (TVE)

Son dos cosas distintas. Creo que está claro que en un travelling no se pueden hacer muchos de los movimientos que se pueden hacer con un steady: subir o bajar escaleras, movimientos lineales largos donde acabaríamos viendo las vías al fondo, movimientos complejos donde entramos, salimos, giramos, etc. La confusión viene porque en una steady sí se pueden hacer movimientos que se hacen con un travelling, pero eso es verdad a medias, según la exigencia que tengamos en el resultado final, porque hay muchos movimientos que con la steady no quedan igual de bien que con un travelling: todo lo que sea mover la cámara sin seguir a personajes, o movimientos lentos contra un gran decorado o paisaje….por ejemplo acercamientos lentos de cámara hacia un personaje, movimientos de cámara descriptivos sobre un paisaje, son cosas que nunca van a quedar igual de precisas con una steady que con un travelling, básicamente porque en esos casos es muy facil que se delate la steady en el aspecto de que el cuadro no sea preciso, se noten los pasos del operador, se mueva la horizontal en el plano, etc, y en ese tipo de movimientos si la cámara no es precisa, puede despistar y molestar.

Lo que ocurre, es que en muchas producciones se prescinde del travelling en favor de la steady por una parte, por ahorrarse el carro, al maquinista, etc, y por otra parte por agilidad, ya que sí es verdad que montar las vías de un travelling en ciertos terrenos irregulares o con mucho desnivel, puede ser una labor bastante compleja y que lleve a veces mucho tiempo. A si que la steady acaba convirtiéndose en una manera de ágil y versátil de mover la cámara en cualquier ocasión, aunque no sea siempre lo mejor.

Pelicula Sol y Luna. Travelling y steady conviviendo en armonía. Foto: Juan Luis Rua

 

¿Steady o Ronin?

Mucha gente me la hace esta pregunta en plan pique diciendo cosas como: ahora con el Ronin….te vas a quedar sin chollo…

En fin, con el Ronin pasa (ya me ha pasado) igual que le pasó al travelling con la steady, que inevitablemente va a haber producciones en las que tengan Ronin y a causa de eso prescindan del steady. Ley de vida.

Por si alguien no lo sabe, Ronin, MoVI, y muchas otras marcas, son estabilizadores electrónicos, es decir que mantienen la cámara estable a base de unos motores que responden a una serie de giróscopos que incorpora y que hacen que la cámara esté siempre en bola. Pues la verdad en contra de lo que se pueda pensar, no soy para nada enemigo de estos aparatos, incluso lo contrario, creo que tienen usos muy interesantes, ahora bien para nada creo que sustituyan una steady.

Imagen: dji.com

Por ejemplo, hace algo de tiempo me tocó hacer un programa con entrevistas que se iban grabando mientras los protagonistas hacían rutas de senderismo, que además eran en zona costera. En un principio se valoró la steady para hacer la cámara de seguimiento que iba a ir grabando planos de mucha duración para no cortar cada poco las entrevistas, pero al final pensé en el Ronin porque para garantizar planos estables tan largos con la steady cerca del mar con mucho viento (luego comento por qué la steady odia el viento) iba a necesitar cargar con mucho peso la steady para ganar inercia y eso ya iba muy en contra de caminar durante horas con ese peso y además hacer buenos planos. Además la steady requiere un nivel de concentración muy alto para operarla bien, a si que como digo, eran planos tan largos, que el Ronin (Ronin M en este caso) me facilitaba el plano estable, y yo me preocupaba más en componer y caminar sin matarme.

Además  en Youtube podeis ver un montón de planos secuencia hechos con estos estabilizadores en los que la cámara entra y sale, sube y baja, por sitios imposibles para una steady y quedan bastante espectaculares. Aquí un recopilatorio de como trabaja el MoVI, que después de verlo, la verdad dan ganas de comprarse uno.

También a muchos amigos que me comentan de comprar steady para sus producciones o videos con cámaras pequeñas (generalmente de fotos), les animo a comprarse el Ronin o sus hermanos pequeños como el Osmo,  porque sinceramente la steady es bastante complicada de equilibrar y de llevar cuando no tienes mucho tiempo para practicar con ella. Y peor si la usas muy de vez en cuando y en cualquier condición.  A si que sí creo que hay un hueco en el mercado para estos estabilizadores.

Estos aparatos se han convertido en los reyes de los video clips y de muchas publis, pero sobre todo si hablamos de trabajo con actores: series, pelis… si yo soy director o realizador nunca usaría un aparato de estos donde pudiese tener una steady. Para empezar, algo que no me gusta nada del Ronin es que para ejecutar un plano medianamente bien hecho, hacen falta dos personas, una que carga el Ronin, y otra que lo opera desde un mando a distancia, con lo que ya hay que coordinar dos personas  para cuadrar el plano (al menos, porque con foquista ya serían tres personas), y además la operación de la cámara depende de unos joysticks o manivelas y los movimientos de cámara pueden ser facilménte poco naturales. Me gusta mucho de la steady que la lleva el mismo que opera el plano, porque creo que esto es fundamental para hacer un buen plano (y me estoy refiriendo sobre todo en ficción) porque de hecho de esa forma es mas fácil ajustarse a como realizar el plano en el momento, hacerlo más vivo, y además personalmente me gusta sentir la respiración de la steady, cuando se va un poco el tercer eje, o cuando está improvisando con los actores, esas cosas no te las da un Ronin desde luego. A si como hay muchos operadores que han pasado a la historia por hacer planos preciosos o simplemente complejos con la steady, eso es más difícil que pase con el Ronin…o no….

¿Todas las steadys valen para todas las cámaras?

No. Si hablamos de los estabilizadores que traen brazo, la limitación fundamental para cada modelo es el peso de la cámara que montamos, ya que los muelles o poleas de los brazos vienen para trabajar con un peso máximo y mínimo determinado. Pero además, el propio sled puede traer limitaciones ya que el propio gimbal pueden venir para trabajar con una carga máxima que desde luego no conviene superar.

En general podemos decir que las steadys grandes sí pueden trabajar con cualquier tipo de cámara, ya que si la cámara fuese demasiado ligera, siempre se le puede meter peso extra y trabajar perfectamente con ella. De echo, por una cuestión de inercias que afecta directamente a la estabilidad, es mejor en general trabajar las cámaras pequeñas con peso extra sobre una steady grande, que trabajar con las cámaras pequeñas en una steady pequeña. Cualquiera que haya usado una steady “de mano” pequeña, de las que vienen sin brazo, sabrá lo difícil que es mantener un plano estable y eso es en parte por la falta de inercia.

Canon C100 con pesos extra en la serie Casa Manola

Y hablando de las steadys de mano, antes decía que la limitación para un steady con brazo es el peso de las cámaras por la fuerza de los muelles del brazo. Pues la limitación para una steady de mano, me refiero a modelos populares como la Glidecam HD2000, es la fuerza o resistencia de nuestro propio brazo ya que aunque desde fuera no lo parezca, estar unos minutos haciendo planos con estos estabilizadores te deja la muñeca y el brazo destrozado si no estás muy acostumbrado.

Foto de un curso de steady donde los alumnos pudieron ver lo que cuesta llevar una Glidecam de mano a pulso, y eso que va con una cámara super ligera

¿Se puede usar en cualquier condición?

La respuesta es sí, en casi cualquier condición, aunque conviene conocer las particularidades de cada caso:

Con sol

Es fácil que el sol o la propia luminosidad exterior incida directamente en el LCD provocando reflejos que pueden ser más o menos incómodos y en el peor de los casos hacen que puedas llegar a no ver casi nada.  Hay ocasiones en las que incluso tiene que ir alguien haciendo sombra sobre el monitor durante algún momento del plano porque si no no ves nada. Lo mejor o peor que se vea la imagen con mucha luminosidad depende en gran medida de la calidad y el nivel de brillo que proporciona el monitor (que se expresa en candelas por metro cuadrado cd/m2). Antes las steadys llevaban monitores de tubo de fósforo verde, lo que daba lugar a una imagen monocromática en verde muy curiosa, pero que se veía en cualquier condición lumínica.

Operando una ProVid en la serie Terras de Miranda

Una consecuencia indirecta del sol, es el calor, que hace que haya que llevar más camisetas de recambio de lo normal en la mochila por el sudor.

Con lluvia

La steady se puede proteger contra la lluvia, pero al igual que pasa con las cámaras, es un engorro trabajar con ella llena de covers, se hace pesado y lento el trabajo. Además con el agravante de que en la steady hay partes necesariamente móviles que no se pueden proteger bien. El cover más simple que se le puede hacer es forrarla con film plástico (del de cocina). Yo llevo una mezcla entre covers oficiales, fundas de agua (de mochilas, botas…) del Decathon, y film plástico. Un lío.

Preparado para salir al set con lluvia. Foto: Juan Luis Rua

Con viento

El viento es el mayor enemigo de la estabilidad de la steady. Como la steady funciona por su delicado equilibrado, un poco de viento es suficiente para hacer que el sled baile para todos lados ya que  funciona como una veleta. A mayor viento, más complicado puede ser operarla. El viento mueve indeseablemente el sled, por tanto el plano, a si que el operador ha de agarrar el poste con más fuerza para evitarlo y ese agarre fuerte hace que cada vez el plano parezca más una cámara en mano nerviosa que una steady. La experiencia ayuda mucho a operar mejor con viento, pero aun así en cuanto aparece el viento lo normal es taparlo usando barreras físicas. La mejor es el Wind Killer de Sunbounce, que es una malla con agarres que aunque no es del todo opaca, quita casi todo el viento y permite ver a través de ella a la persona que lo lleva, que suele ser un ayudante de steady, o maquinista que va acompañando el movimiento del steady cortando así el viento que le llega al sled. En caso de no tener algo tan “pro”, cualquier otra barrera física que impida que llegue el viento al steady es bienvenida.

Wind Killer trabajando en Vivir sin permiso

Con polvo o arena

Otro gran enemigo de la máquina, ya que se mete por todos lados pudiendo llegar a las delicadas zonas de rodamientos del gimbal, o meterse entre las piezas móviles del brazo. La solución es un poco la misma que con lluvia, tapar la steady lo mejor posible, y cada poco ir soplando las distintas partes ya sea con botes de aire comprimido o con un compresor.

¿Cuanto pesa todo eso?

Depende. Esta es la reina indiscutible de todas las preguntas que nos hacen, y es que desde fuera todo eso tiene pinta de pesar bastante.

Hay que decir que el peso total de la steady depende de lo que pesa el equipo en si, o sea, el chaleco, el brazo, y el poste, sin ninguna carga adicional, más lo que pesa la cámara con sus accesorios y todo lo que tenemos que meter de contrapeso en la parte baja del poste, a si que el peso variará muchísimo en función de la cámara que estemos usando. Incluso, puede variar bastante con una misma cámara en función de los accesorios u ópticas que llevemos, y por supuesto, no todas las steadys o estabilizadores pesan igual, según la marca y el modelo, los chalecos, brazos, y postes tienen pesos muy diferentes.

Es fácil calcular el peso que llevamos, pero la verdad solo hubo dos ocasiones en las que lo pesé con una báscula. Una fue en El Final del Camino (TVE y TVG) donde usamos la Alexa Plus y las lentes Zeiss Ultra Primes. Esa cámara es (o era, porque ahora ya no se usa) bastante pesada, aunque cuando tocaba steady se configuraba de una forma compacta a nivel de complementos, y esto daba como resultado un peso total (de toda la steady con la cámara incluida) de entre 33 y 35 Kgr dependiendo de si usábamos ópticas fijas o zooms. La otra ocasión fue en Vivir sin Permiso (Tele 5, Netflix) en la segunda temporada, donde usamos Alexa Mini y lentes Zeiss Master Primes. Ahí el peso total fue de 32 Kgr. Por ejemplo, con una Sony Venice y lentes anamórficas, es fácil que estés cargando cerca de 40 Kgr.

Además, el peso del sled se multiplica para nosotros los operadores, cuanto más lo separemos del cuerpo por el efecto palanca, hasta tal punto que si se separa demasiado de nuestro cuerpo es fácil que vayamos arrastrados detrás de él, sobre todo si es la primera vez que nos ponemos una steady.

 

¿Hay que estar cachas para ser steady?

Esta es Otra típica pregunta en linea con la anterior. Si alguien me conoce, ya sabrá que no soy culturista.

Como comentaba antes, hay muchos tipos de estabilizadores, que llevan a muchos tipos de cámaras. Por ejemplo un estabilizador pequeño cargado con una cámara de fotos pesa muy poquito, pero si te dedicas profesionalmente al steady puede que tengas que cargar con mucho peso y durante jornadas enteras. En este caso sí hay que estar en forma (que no es lo mismo que estar cuadrado), y la mejor manera de estar en forma para la steady, es hacer mucha steady. Cuanto más hagas, los músculos de tu cuerpo estarán más adaptados a ese tipo de ejercicio, y además de paso, serás mejor operador no solo por tener el cuerpo adaptado si no por tener la rutina de operar.

En mi caso no soy exclusivamente op de steady, si no que hay periodos en los que estoy haciendo direcciones de foto, operando cámara, preparando proyectos, etc. En ese caso me tomo muy en serio lo de mantenerme en forma y hacer ejercicio constantemente para no acomodar el cuerpo. Si estoy currando temporadas largas con la steady, es igualmente importante hacer ejercicio para movilizar y tonificar la musculatura.

Lo que sí es fundamental y así lo aconsejo siempre, es estirar muy bien después de haber usado la steady, tanto para relajar los músculos, como para separar bien las vértebras que se suelen quedar pegadas por el peso que soportamos. Estar en forma y hacer estiramientos regulares nos asegura estar bien sin tener que visitar el fisio cada poco.

Recuerdo que mis primeras steadys me costaban mucho fisicamente, y cuando es así, os aseguro de que desatiendes totalmente el plano que estas haciendo y solo quieres quitarte la steady de encima.

¿Por que hay que usar siempre remoto de foco inalámbrico?

Como ya expliqué, el sled está en un delicado equilibrio y operar requiere una delicadeza y tacto especial, a si que si un foquista nos fuese tocando continuamente la óptica para enfocar, aunque lo hiciese con mucho cuidado, nos movería el sled y por tanto se movería el plano. Por eso siempre que hay que enfocar con la cámara en la steady, la mejor solución es usar un remoto de foco inalámbrico que el foquista maneja a distancia. Hay muchas marcas y modelos con calidades muy diversas, y su precio puede estar desde por debajo de 1000€ hasta muy por encima de los 6000€. Sin meternos en tecnicismos, conviene saber que no todos los tipos de remotos sirven para mover todos los tipos de ópticas o situaciones: los hay que solo pueden usarse con ópticas fotográficas, los hay de un solo canal que solo mueven el aro de foco, y de dos y tres canales que mueven también el aro de diafragma y el de zoom.

Motores del famoso remoto de foco de Arri

Recuerdo que las primeras series que hice con la steady no teníamos remoto de foco, y usábamos focales mas bien angulares y diafragmas cerrados, lo que es igual a mucha profundidad de campo, para que poniendo un foco fijo promediado para la secuencia tuviésemos siempre a los actores a foco. Esto da como resultado un look de imagen televisivo, y poco agradecido a nivel fotográfico. El llevar remoto de foco y un buen foquista te permite usar el poder narrativo del foco, poder usar diafragmas abiertos para reducir la profundidad de campo, y ópticas mas tele.

Al hilo de esto, comentar que igual que no es bueno para nada que un foquista nos vaya tocando directamente la óptica y por eso se usa el remoto, tampoco es bueno usar cables que salgan o entren en la camara con señal de video, código de tiempos, etc. Precisamente por lo mismo: porque un cable, por fino que sea, ejerce una determinada fuerza sobre el sled que lo mueve y lo desequilibra. Por eso es muy habitual en la steady usar enlaces de video inalámbricos que emiten la señal de la camara a un monitor. Por que además de que los cables nos desequilibran el sled, es un engorro usar cables sobre todo si el plano tiene mucho recorrido, o la steady gira varias veces, o entra y sale de sitios….esto supondría tener metros y metros de cable y muchos auxiliares para ir tirándolo y recogiéndolo, además de que es muy fácil que el cable termine enrollado en as piernas del operador pudiendo causar incluso una caída.

Trabajo con cable triax en la serie Terras de Miranda

Recuerdo muchas series y musicales con cable y lo mal que se opera con el.

Ahora por suerte hay enlaces muy buenos que a penas meten peso a la steady.

Arriba de la cámara, enlace Teradek

 

¿Porque no hay más operadorAS de steady?

Una gran pregunta, porque ahora que afortunadamente ya se ven muchas mujeres en el audiovisual, y concretamente en departamentos “físicos” en los que tradicionalmente no había, como el de cámara o el de eléctricos, aun es muy difícil ver mujeres que se dediquen a la steady.

He querido hacerle esta pregunta a una mujer steady a ver que opinaba ella del tema. Es Lucy Tung un contacto del Instagram, de Beijing (China). Su historia no deja de ser peculiar en un país en el que las mujeres lo tienen más difícil que aquí en una industria como la audiovisual. Como pequeño resumen de su trayectoria, me comentó que desde que empezó a interesarse y estudiar  fotografía en el 2009, le llamó mucho la atención la steady y sus “peculiares tomas”. Después compró una steady pequeña con una Canon 5D MII para practicar y hacer pequeños trabajos. Empezó por su cuenta, aprendiendo como podía  “no tuve profesor ni hay ningún libro de steady en chino” En 2014 estudió dirección de fotografía en la Beijing Film Academy, y ahí se hacía generalmente cargo de la steady en las practicas. Actualmente trabaja como operadora de steadicam y directora de foto en diversas producciones y lo compatibiliza con el diseño de ropa que es su otra gran pasión. A la pregunta de por qué no hay a penas mujeres steady, me dice: ” el peso parece que es el gran problema, también que hay menos mujeres en el departamento de cámara (y menos todavía en China) y que se podría pensar que es por discriminación de genero, pero pienso ¿desgraciadamente en que industria no hay un porcentaje mayor o menor de discriminación? En su momento me dije a mi misma: puedo hacerlo, me encanta este trabajo, soy muy trabajadora y puedo conseguirlo.”

Lucy comp

Su respuesta a esta pregunta no es distinta a lo que se podía esperar: el peso y el menor número de mujeres en el departamento de cámara. En lo que respecta el peso, creo que estar en forma ya no es cosa de hombres. Y en lo que se refiere a las mujeres en el departamento de cámara, esto ha mejorado mucho últimamente. A si que como dice Lucy querer es poder…….

14732226_358009034542306_4051780423250887542_n

¿Se puede aprender steady en un cursillo?

Sí, se puede aprender mucho, lo que es distinto a que uno salga de un curso siendo operador de steady. Creo que esta bien dejar esto claro, aunque por otro lado es evidente, igual que si el curso fuese de operador de cámara, o de fontanero. Una vez que uno conoce lo básico, se requieren muchas horas con la maquina para practicar la técnica y coger una cierta forma física, con lo cual, para alcanzar un mínimo de soltura es necesario tener a mano una steady con una cámara para cogerla habitualmente, y así poder grabar y analizar nuestras practicas.

Y no hay que olvidar que para hacer buenos planos con la steady, sea el tipo de steady que sea, debe de tenerse cierta experiencia y soltura como operador de cámara, ya que se trata de planificar y componer planos en movimiento. Es muy importante conocer el lenguaje de la cámara en movimiento: conocer como afectan al movimientos las distintas focales, que distancia debemos de llevar de los personajes, y un largo etc… En los cursillos de steady que doy, siempre vemos y analizamos planos de steady de distintos tipos de producciones, y creo que de eso se puede aprender muchísimo, tanto de como se planificó, hasta de como se ejecutó.

Curso de iniciación a la steadicam en Voz Audiovisual

Lo que sí creo es que un cursillo de steady es my útil para cualquier estudiante de audiovisuales (futuros técnicos, realizadores, profesores…) y profesionales del sector, independientemente de que nunca vayan a operar una steady en su vida. De esta forma pueden conocer de primera mano las posibilidades y limitaciones de la steady, tanto a nivel técnico como narrativo, porque por desgracia es frecuente encontrarse gente que ya trabaja en el medio y realmente no conoce bien el uso y posibilidades que se le puede dar a la steady.

The art of steadicam

Como dulce final a tanto texto, os dejo un video de Refocused Media que recopila planos maravillosos de steady de varias películas. Disfrútenlo.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,